Lolo Flowers
01 Jan 1970 |

La Discoteca

Sus bóvedas de ladrillos, con 200 años de antigüedad, han visto en estos 24 años pasar a todo tipo de personas y de personajes. Desde el Príncipe Felipe, a la troupe de Almodovar con él siempre a la cabeza. Javier Bardem organizaba con su hermano Carlos “Los Jueves Bardem”, en honor a la película de su tío, “Los Jueves milagro”. Leticia, nuestra Princesa, también venía por Torero, pero entonces era “La presentadora de la 1”.

torerohistoria01

Muchas noches de fiesta…

A principios de los 90´s importamos de Ibiza la fiesta mas Hippie, “Flower Power”. Recorríamos el centro con un Citroen Dos Caballos amarillo (como el famoso submarino)


torerohistoria02
Siempre nos gustó la fiesta de carnaval.Atrévete a ser por un día eso que siempre soñaste ser, era nuestro eslogan.

Esos días tenemos servicio de maquillaje gratis a la entrada del local. ¡Queremos que todo el que esté dentro participe!
Hace 20 años hicimos famosas las “fiestas de las calaveras”, cuando todavía no se llamaba Halloween… Muchas noches, buenas fiestas.

torerohistoria03


¿Qué se puede decir de los DJ´s? (que sea bueno). Yo diría que nada o casi nada. Son todos unos niños mimados, caprichosos y consentidos. Pregúntenlo; pregúntenselo a cualquier dueño de discoteca. Pero claro, ahí esta el problema: que somos una disco/teca, es decir, un lugar donde escuchar (mejor habría que decir sentir) la música. La música está allí, en la red, como las palabras están en cualquier diccionario… Ah, pero hay que unirlas, ponerlas en fila e ir creando un lenguaje, un estado de ánimo, una emoción. Los DJ son como escritores, artistas creativos que nos emocionan cada noche y cuyo recorrido musical muchas veces nos sigue acompañando a lo largo del día siguiente.
Tuvimos DJ´s míticos: Magoya, que nos lo birló Ministry of Sound (aunque nos alegramos por él), Jordache, que ahora es Pope en Ibiza, Germán, que fue abducido por la TV, Juan Tóxic, con su tienda de discos, Iván, Etc, Etc.
Y nos queda el incombustible Lolo Flowers, que creó un estilo, hoy imperante en el barrio y en gran parte de Madrid. Aunque lo que se oye por ahí tiene una vertiente mas chabacana que el Lolo Flowers Original. Una copia al fin de cuentas siempre es una copia.
Y es que no es fácil pinchar música popular, y no desbarrancarse por la horterada.
Lolo sigue pinchando con elegancia en Torero, con un público mas ochentero a primera hora, y mas Dance, mas actual, en el segundo tiempo.